Herramientas de Accesibilidad

Blog

Cómo determinar si tu identidad ha sido robada

Cómo determinar si tu identidad ha sido robada

La mayoría de nosotros usamos Internet todos los días, por lo que nos sentimos cómodos compartiendo mucha información en línea. Sin embargo, los ciberdelincuentes están al acecho para aprovechar esta relajación e intentar robar nuestros datos para poder usarlos en su propio beneficio.

Esto se llama robo de identidad, e incluso puede costarnos dinero.

Afortunadamente, es posible minimizarlo conociendo sus signos y tomando medidas.

¿Cómo ocurre el robo de identidad?

Estar en línea tiene muchos beneficios, pero también puede tener algunos riesgos.

Cuando accedemos a páginas web o utilizamos distintos servicios como redes sociales, inevitablemente dejamos rastros.

También es posible que consciente o inconscientemente compartamos demasiada información.

El robo de identidad puede perpetrarse cuando el delincuente accede a datos personales, como fechas de nacimiento, dirección postal, información de cuentas bancarias e incluso detalles del permiso de conducir.

El estafador puede recopilar esta información para robar nuestra identidad, usándola para solicitar tarjetas de crédito, cometer todo tipo de fechorías, hacer compras, pedir préstamos y más.

Esas son algunas de las formas en que los ladrones de identidad pueden obtener nuestros datos

Estafas de phishing: las estafas de phishing pueden presentarse en forma de correo postal, correo electrónico, llamadas telefónicas, o sitios web maliciosos.

Básicamente, el estafador finge ser una entidad o servicio en el que confiamos, para obtener información privada o credenciales de inicio de sesión.

Espionaje en las redes sociales: los delincuentes pueden consultar nuestras redes sociales para obtener información, como nuestra fecha de nacimiento, dirección postal y otros datos más o menos relevantes.

Incluso detalles aparentemente inocentes, como los nombres de nuestros hijos o mascotas, pueden ser de interés para un villano. ¿Por qué? Las personas a menudo tenemos el mal hábito de usar estos detalles para nuestros nombres de usuario y contraseñas.

Piratería: los delincuentes pueden intentar infiltrarse en nuestros dispositivos, utilizando malware como troyanos o exploits.

Robo o perdida del dispositivo: No todos los ladrones de identidad utilizan métodos sofisticados para obtener nuestra información.

De hecho, una persona puede robar nuestro teléfono, y si consigue desbloquearlo podrá acceder a cualquier información personal almacenada en él.

Dado que muchas personas llevamos nuestra vida almacenada en estos dispositivos, nuestros datos quedaran expuestos.

Buceando en la basura: puede parecer algo sórdido, pero no hace falta ser un experto en tecnología para obtener datos personales.

Si tiramos documentos con datos confidenciales sin antes haberlos destruido, los ladrones pueden obtener la información que buscan hurgando en nuestra basura.

Siempre debemos triturar el papeleo antes de tirarlo.

Mirando por encima del hombro: ocurre cuando los ladrones se posicionan a nuestra espalda mientras escribimos información confidencial en un ordenador, teléfono o cajero automático.

Wifi público: este tipo de conexiones generalmente no cifran los datos, por lo que cualquier persona con algunos conocimientos puede monitorear lo que vemos y lo que enviamos.

Controles de acceso mal configurados: los controles de acceso rotos o mal configurados pueden hacer que partes privadas de un sitio web sean públicas cuando se supone que no deben serlo

Pirateo del correo electrónico: Si un desaprensivo consigue la contraseña del correo electrónico, puede ver mensajes para recopilar toda clase de información. Incluso puede hacerse pasar por nosotros y enviar correos a otras personas en nuestro nombre para consumar algún delito.

Personas fallecidas: ni algo tan lamentable disuade a un ladrón de identidad.

El delincuente utiliza la información y los datos personales de una persona fallecida para obtener créditos de manera fraudulenta, o para perpetrar otros actos delictivos relacionados con la identidad.

Robo de toda la vida: los bolsos y carteras, puede contener mucha información, como estados de cuentas bancarias, documentos de identidad, tarjetas de crédito, etc.

Estos son solo unos ejemplos, pero hay muchas maneras en que los villanos pueden obtener datos sobre nosotros.

Señales de advertencia de un robo de identidad

  • Recibes una alerta sobre un cargo en la tarjeta de crédito que no realizaste.
  • Te han denegado una solicitud de préstamo o de tarjeta de crédito.
  • Recibes extractos bancarios de cuentas que no conoces, o facturas de las que no tienes ni idea de donde han salido.
  • Los cobradores de deudas llaman continuamente, pero tú estás al corriente de pago de todo.
  • Recibes facturas por servicios que nunca usaste.
  • Llegan correos a tu domicilio pero a nombre de otra persona.
  • Una empresa con la que tenemos relación comercial nos notifica que ha sufrido una violación de datos.
  • Sufres la desagradable experiencia de que la policía revienta la puerta de tu casa a las seis de la mañana.

Qué hacer ante un robo de identidad

Cambia de inmediato las contraseñas y los datos de inicio de sesión de las cuentas afectadas. Si usas la misma contraseña para otras cuentas, cámbialas urgentemente.

Congela las cuentas y las tarjetas de crédito y débito que muestren cualquier actividad sospechosa.

Comunícate con las empresas en la que se usó indebidamente tu información personal, infórmales de posiblemente hubo actividad fraudulenta en tus cuentas y ciérralas.

Independientemente desde dónde estén suplantando tu identidad y a través de qué medios, debes denunciarlo ante la Policía Nacional, la Guardia Civil o la policía autonómica de tu comunidad.

Protegerse contra el robo de identidad

Es prácticamente imposible estar al tanto de todas las 24 horas del día, los siete días de la semana, pero hay cosas que puedes hacer para protegerte.

  • Recoge el correo postal con prontitud. Retenlo cuando estés fuera por varios días, o haz que alguien de confianza lo recoja por ti.
  • No respondas por teléfono, correo electrónico o en línea a solicitudes de información personal.
  • Si has perdido o te han robado el bolso o la cartera, corre a la comisaria más cercana para denunciarlo.
  • Tritura los documentos y los correos postales que contengan información confidencial.
  • Utiliza contraseñas complejas, distintas para cada cuenta y cámbialas periódicamente.
  • Habilita las funciones de seguridad en tus dispositivos móviles.
  • Utiliza la autenticación multifactor siempre que sea posible.
  • No compartas demasiada información en redes sociales.
  • No te conectes a wifi público para entrar en la página del banco u otros servicios en línea.
  • Mantén actualizado el sistema operativo y todo el software instalado en tus dispositivos.
  • Si te mudas de casa, acuérdate de comunicarlo a todas las entidades con las que mantienes relación.
  • Utiliza un programa de borrado seguro de archivos.
Temas:

Avisos de seguridad

Support freedom

Otros artículos

Internet de las cosas
ToSDR informa sobre los cambios en los términos de servicio y políticas de privacidad.
Por qué nunca deberías utilizar múltiples programas antivirus en tu dispositivo
Troyanos para Android que te suscriben a aplicaciones de pago
PGP Tool - Generador en línea de claves PGP de cifrado y descifrado
© 2019 - 2023 Infosegur.net - CC-BY 4.0
Buscar