Blog

Cómo comprar en línea de forma segura

Cómo comprar en línea de forma segura

Afortunadamente, con el paso de los años, las compras en línea se han vuelto mucho más seguras. Las modernas pasarelas de pago, la detección del fraude y los métodos de autentificación adoptados por las entidades bancarias, han contribuido a ello.

Por otro lado, los rápidos avances de la tecnología, como por ejemplo las aplicaciones para teléfonos móviles, junto con la rapidez y eficacia de algunos servicios de entrega, han convertido las compras en línea en la opción preferida para muchos consumidores.

  • Es más fácil encontrar ofertas y descuentos.
  • Se puede comprar tranquilamente sin interferencias por parte de los vendedores.
  • Ofrece más privacidad a la hora de comprar «artículos sensibles».
  • Se pueden comparar precios y productos entre múltiples tiendas o proveedores sin salir de casa.
  • Posibilita enviar regalos a amigos y familiares sin que la distancia geográfica sea un inconveniente.

Tampoco tendrás que preocuparte por los carteristas que pululan por los centros comerciales.

Pero en internet también puedes encontrarte con estafadores y ciberdelincuentes que buscan apoderarse de tu información personal y financiera.

Olvídate de la tarjeta de débito

Al comprar en línea, es mejor utilizar tarjetas de crédito o servicios de pago como PayPal.

También existen tarjetas de crédito virtuales que se pueden recargar con un límite de saldo.

Si usas una tarjeta de débito y hay un problema, es posible que el banco no te devuelva el dinero hasta que se realice una investigación, lo que podría llevar semanas o meses.

En caso de robo, pérdida, o de una transacción fraudulenta, las tarjetas de crédito ofrecen más protección.

En algunos casos, si eres víctima de una estafa o una compra no autorizada, solo deberás responder por una cierta cantidad de euros.

Por lo tanto, es muy importante informarte sobre qué seguros, y bajo qué condiciones, te protege tu entidad al usar sus tarjetas de crédito o débito.

Compra únicamente en sitios seguros y legítimos

Antes de ingresar cualquier información personal o financiera, asegúrate de verificar que el sitio en el que te encuentras es el legítimo.

Una leve modificación en su URL, un carácter especial, o un sufijo extraño podría llevarte al lugar equivocado.

Por ejemplo, no es lo mismo amazon.es, (la dirección genuina) que amarzon.es, o άmazon.es

En algunos casos, estos dominios pueden dirigirnos a páginas web falsas, que son clones muy sofisticados de los sitios reales.

¿Cuáles son las señales de advertencia?

  1. El sitio parece mal diseñado y poco profesional.
  2. Algunos enlaces están rotos o desactivados.
  3. El sitio web no muestra información corporativa ni de contacto.
  4. Su dirección de correo electrónico está creada mediante Gmail, Hotmail, u otro cliente de correo gratuito.
  5. Las políticas de devolución o de privacidad no son claras o no se indican.
  6. Muestran sellos de confianza online (Aenor, Trusted Shops, etc.) que no enlazan a ninguna parte.
  7. Solicitan las credenciales de la tarjeta de crédito por motivos distintos a la compra.
  8. Los precios de los artículos son increíblemente bajos o hay ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad.
  9. Intentan obligar a pagar mediante métodos de pago irreversibles y no rastreables.
  10. A la hora de pagar aparecen cargos adicionales.

Asegúrate de que el portal de compras cifra los datos

Un candado en la barra de direcciones, significa que el sitio cifra el tráfico mediante el protocolo HTTPS.

Eso dificulta en gran medida que todos los datos transmitidos puedan ser interceptados.

Pero tampoco confíes del todo en eso último: una gran cantidad de sitios de phishing utilizan certificados de seguridad.

Actualiza el software y el sistema operativo

Los estafadores siempre buscan nuevas formas de explotar las debilidades de nuestros sistemas y aplicaciones.

Actualizar el software es una de las cosas más fáciles que puedes hacer para proteger tu información, pero mucha gente lo pospone.

Los fabricantes, a menudo, publican actualizaciones para corregir vulnerabilidades y mejorar la seguridad.

Tener que esperar a que el ordenador (o el teléfono móvil) se actualice y reinicie, puede parecer un inconveniente, pero los beneficios valen la pena.

La próxima vez que veas una alerta en este sentido, actúa lo antes posible: un programa o un sistema operativo desactualizado, es carnaza para los exploits.

Refuerza las contraseñas y utiliza la autenticación en múltiples factores

Puede que este consejo, a estas alturas, parezca un mantra o un disco rayado, pero es realmente importante.

De momento, las infames contraseñas (seguras y únicas para cada cuenta) son nuestras mejores aliadas cuando se trata de mantener nuestra información privada lejos de miradas indiscretas.

Si utilizas las mismas contraseñas para varios sitios, ya es hora de cambiar ese hábito.

Si el portal de compras lo permite (los más populares lo hacen) debes implementar la autenticación en dos (o más) factores.

La autenticación multifactor es una buena barrera entre el usuario engañado y los ingenieros sociales que han perpetrado con éxito un ataque de phishing.

No es perfecta, ya que tiene sus desventajas y debilidades, pero cualquier MFA es mejor que ningún MFA. 

No hagas clic en todos los enlaces que te pongan por delante

Ten cuidado con los enlaces incrustados en páginas web, sitios de redes sociales, etc., que conducen a ofertas que son demasiado buenas para ser verdad.

Si realmente te sientes tentado, investiga un poco.

Averigua si a otras personas que han aprovechado el chollo les ha salido bien la jugada, o, por el contrario, los han llevado al huerto.

Cuidado con los dispositivos compartidos

Si se te ocurre comprar en línea desde el trabajo, asegúrate de cerrar completamente la sesión antes de salir.

Tampoco permitas que el navegador guarde o recuerde nombres de usuario, contraseñas, o la información de la tarjeta de crédito.

Nunca des más información de la necesaria

La mayoría de los sitios web te pedirán información personal como por ejemplo tu dirección postal con el fin de poder hacerte llegar los productos

Bríndales solamente la estrictamente necesaria, y omite los campos opcionales. 

Tómate un tiempo para leer su política de privacidad con el fin de averiguar exactamente dónde y cómo se compartirán estos datos.

Huye del wifi público y gratuito

Mediante la creación de puntos de acceso wifi gratuitos, con un nombre similar a los legítimos, un perpetrador puede posicionarse entre un usuario y una aplicación.

Una vez que la víctima se conecta a dicho punto de acceso, el villano obtiene el control de cualquier intercambio de datos en línea.

A ser posible, utiliza siempre los datos móviles.

Si eso no es posible, y tienes que conectarte si o si a una red pública puedes instalar una VPN de prueba.

Las VPN crean un túnel cifrado entre tu dispositivo y el servidor de destino.

Aunque intercepten la comunicación, los ciberdelincuentes no podrán ver lo que estás haciendo, ni tampoco apoderarse de tu información personal.

Posiblemente, es la única forma de comprar en línea de forma segura desde espacios públicos con wifi gratuito, como centros comerciales, cafeterías y aeropuertos.

Temas:

Avisos de seguridad

Air VPN - The air to breathe the real Internet

Otros artículos

Genie de Norton impulsada por IA te ayuda a detectar estafas en línea
Los peligros del culto a las criptomonedas
Algunas razones para no descargar juegos pirateados
Como intentar desaparecer de Internet y de los sitios de búsqueda de personas
Troyanos para Android que te suscriben a aplicaciones de pago
Qué se entiende por seguridad informática