Herramientas de Accesibilidad

Blog

¿Una VPN nos hace anónimos?

¿Una VPN nos hace anónimos?

La respuesta rápida a esta pregunta es no, si alguien afirma lo contrario, miente como un bellaco. Una VPN protege nuestra privacidad y evita el rastreo por parte de nuestro ISP, los portales web, el gobierno, los piratas informáticos, etc., pero, no nos hace anónimos. De hecho, el anonimato en internet es una entelequia.

Obviamente, si iniciamos sesión en un sitio web, revelamos nuestra identidad, incluso si estamos utilizando herramientas como Tor Browser o una red privada virtual.

Pero aunque no ingresemos ninguna información, no haya un nombre, u otro identificador explícito, todavía estamos dejando una huella digital.

Por ejemplo:

  • La versión del sistema operativo.
  • La resolución de la pantalla.
  • La marca y modelo del dispositivo.
  • El navegador web y sus extensiones.
  • El encabezado del idioma.
  • Los programas instalados.
  • El agente de usuario.
  • Las preferencias de cookies (permitidas o no)

Estos datos, en principio, pueden parecer bastante genéricos y no necesariamente relevantes para identificar un dispositivo o a una persona en concreto.

Pero la combinación de esta y otra información, aparentemente irrelevante podría permitir confeccionar una huella digital única.

Por lo tanto, con los conocimientos y las herramientas adecuadas, alguien podría comenzar a rastrear nuestra actividad, e incluso averiguar quiénes somos, aunque nos «parapetemos» detrás de una buena VPN.

La forma más efectiva de hacer que los metadatos no tengan valor es enviar datos adicionales («hacer ruido») para crear metadatos inexactos.

Sí, por ejemplo, un dispositivo envía varias solicitudes cifradas cada segundo, será difícil deducir la actividad en internet de un usuario.

Sin embargo, conseguir hacer esto correctamente, y con un alto grado de aleatoriedad, es difícil para un usuario promedio.

Y la mayoría de herramientas dedicadas a esos menesteres, no están al alcance de todos los bolsillos.

Podríamos decir que las VPN están diseñadas para la privacidad y no para el anonimato.

En este sentido, los términos privacidad y anonimato a menudo se usan indistintamente, pero existe una distinción sutil entre ambos.

  • El anonimato oculta quienes somos.
  • La privacidad impide ver a terceros lo que hacemos.

Por otro lado, el uso de una VPN requiere tener un cierto grado de confianza en el proveedor del servicio, y en las entidades que alojan sus servidores.

Un servicio de VPN se convierte esencialmente en nuestro proveedor de servicios de internet, y puede ver toda nuestra actividad en línea, igual que lo haría cualquier ISP.

Pero lamentablemente, no todos los proveedores de servicios de VPN poseen y gestionan su propia infraestructura, y dependen de terceros.

Incluso las VPN, que tienen una política de cero registros, todavía almacenan metadatos.

Los metadatos no contienen ninguna información sobre nuestras actividades en línea, pero pueden incluir algunos detalles:

  • Cuándo estamos utilizando la VPN.
  • Durante cuánto tiempo.
  • En cuantos dispositivos.
  • La cantidad de datos transferidos.
  • Nuestra dirección IP original.

Muchas veces esta información es utilizada por los proveedores de VPN gratuitas, para limitar el uso diario de ancho de banda de sus usuarios.

También para saber cuántas personas están usando el mismo servidor simultáneamente, con el objetivo de nivelar la carga y optimizar el servicio.

Conclusión

Si la propaganda de una VPN promete hacerte totalmente anónimo en Internet, está mintiendo.

Un servicio de este tipo no te hará anónimo, pero, excepto las VPN disfuncionales o engañosas, sí que puede mejorar en gran medida tu privacidad y seguridad mientras interactúas en la red.

La única manera real y efectiva de lograr el 100% de anonimato, es mantenerse alejado de Internet por completo.

Tampoco hay que creerse todas las afirmaciones en el sentido de que no registran nuestra actividad en internet, ni la comparten con terceros.

Todas prometen ser las más privadas del mundo, pero unas lo son, y otras no.

Por lo tanto, hay que leer bien sus políticas de privacidad, y buscar información sobre el servicio, fuera de la página web del vendedor.

No tiene mucho sentido usar una VPN para evitar que los ISP y otros recolectores de datos rastreen nuestra actividad en la red, y al mismo tiempo, permitir que otra compañía haga lo mismo.

Temas:

Avisos de seguridad

Support freedom

Otros artículos

Acosadores sexuales, criptoestafadores y ladrones de identidad en Instagram
proveedores de servicios de Internet
No ignores esta advertencia de Microsoft: es real
Cómo mantener tu dispositivo móvil a salvo del adware
Instaladores falsos de Windows 11 distribuyen malware
© 2019 - 2023 Infosegur.net - CC-BY 4.0
Buscar