Herramientas de Accesibilidad

Blog

¿Es fácil piratear la cámara de un dispositivo móvil o de un ordenador?

¿Es fácil piratear la cámara de un dispositivo móvil?

No es la primera vez que una persona recibe un mensaje en el que se le informa de que ha sido filmada mediante la cámara de su ordenador o teléfono móvil mientras veía pornografía. En el mismo mensaje amenazan con difundir las imágenes obtenidas entre sus contactos, a no ser que pague cierta cantidad de dinero.

Pero como escribimos en un artículo anterior, en la mayoría de los casos es mentira, una estafa pura y dura.

Sin embargo, no es imposible y si no tomamos las precauciones necesarias, estas cosas pueden sucedernos el día menos pensado.

¿Cómo lo hacen?

Para obtener acceso a la cámara del móvil, los ciberdelincuentes no lo tienen tan fácil como parece: primero deben conseguir pasar de contrabando el software necesario.

Y después confiar en que un usuario desprevenido lo instale en su teléfono inteligente, y le otorgue los permisos necesarios.

Por lo tanto, no hay que hacer demasiado caso de las páginas web que afirman cosas como «hackear la cámara de un teléfono móvil de forma remota con solo conocer su número, es muy fácil y te explicamos cómo hacerlo»

Normalmente, son los mismos que dicen poder manipular un satélite norcoreano con dos clics de ratón.

Pero la realidad es que a no ser que dejemos el teléfono desatendido y desbloqueado, instalar software espía en un dispositivo móvil requiere de la colaboración necesaria del dueño del aparato.

Las apps mágicas que prometen piratear la cámara del móvil sin ni siquiera tocarlo, son una estafa.

Dicho de otra forma: para piratear la cámara de un móvil, hay que acceder al terminal de la persona que queremos espiar para instalar una aplicación de este tipo.

La mayoría de estos programas se pueden encontrar en la tienda de Google como aplicaciones de «control parental», o en las páginas web de sus respectivos desarrolladores.

Y aparte de monitorizar la cámara, también recopilan y transmiten otro tipo de datos.

De lo contrario, tendremos que recurrir a aplicaciones más caras y sofisticadas que se instalan en teléfonos móviles, aprovechando alguna vulnerabilidad tanto del software como del hardware.

Pero esto último no se encuentra en la tienda de Google y, además, es inasequible para la mayoría de nosotros.

Otra manera de instalar el software espía de manera «remota» es a través de un SMS de iMessage, WhatsApp, Telegram, LINE u otras aplicaciones similares, invitando a la víctima a hacer clic en un enlace, que al ser pulsado instalará la aplicación.

También se puede intentar hacer pasar el programa espía por una actualización de software, u ocultarla dentro de una aplicación con un nombre diferente.

Como podéis ver, casi todos los métodos de pirateo tradicionales requieren que el usuario lleve a cabo una acción, como por ejemplo instalar una aplicación, de forma consciente o mediante engaño.

Por lo tanto, evitar que nos espíen a través de la cámara de nuestro móvil es tan fácil como tener el software actualizado, no pederlo nunca de vista, llevarlo a reparar a un sitio de confianza, y no hacer clic en todos los enlaces que nos pongan por delante.

Temas: ,

Avisos de seguridad

Support freedom

Otros artículos

Internet de las cosas
¿Has perdido el dispositivo que usaste para configurar la autenticación de dos factores?
Solucionar el error «ifconfig: command not found» en Linux
DuckDuckGo ya no es tan privado como pensábamos
Cómo lidiar con trolls, bots y cuentas falsas
© 2019 - 2023 Infosegur.net - CC-BY 4.0
Buscar