Herramientas de Accesibilidad

Blog

Riesgos de dejar cuentas en línea desatendidas o abandonadas

Riesgos de dejar cuentas en línea desatendidas o abandonadas

Tal vez te registraste en una red social o en cualquier servicio en línea y luego te diste cuenta de que no era lo que esperabas, lo hiciste de forma puntual para un tema en concreto, o simplemente perdiste interés. No eres el único, muchos abandonan sus cuentas por diversos motivos, pero no se molestan en eliminarlas.

Probablemente, estés pensando, ¿a quién le importa si una cuenta creada en 2017 es pirateada? Solo fue generada de manera puntual para descargar algo o acceder a un foro.

Pero es posible que hayas tenido la pésima idea de usar la misma contraseña para otras cuentas, como por ejemplo redes sociales, correo electrónico o tu banca en línea.

Por lo que si una cuenta inactiva y aparentemente irrelevante es pirateada, podría causar una cadena de infracciones.

Redes sociales

Las cuentas que permanecen activas, pero desatendidas, corren más riesgo de ser pirateadas.

Eliminar cuentas que ya no utilizas, es una de las mejores maneras de exorcizar los fantasmas del pasado, proteger la privacidad de tus datos y mantener a salvo tu identidad.

Muchas de estas compañías, han sufrido violaciones de seguridad que afectaron a decenas de millones de usuarios, incluidos los que no habían usado las plataformas en años.

Los escándalos de privacidad de Facebook (cada vez se parece más a una plaza pública) han ido creciendo de forma exponencial.

Una cuenta abandonada es susceptible de ser pirateada y empleada para robar tu identidad, distribuir malware, o desplegar otro tipo de ataques en tu nombre.

Si la cuenta continúa activa, la red social seguirá enviándote notificaciones a la dirección de correo electrónico con la que te registraste.

Por ejemplo, si detectan una actividad inusual, o si alguien ha iniciado sesión desde un dispositivo desconocido, pero al tratarse de una cuenta desatendida, posiblemente no les prestes atención.

Y si alguien consigue robarla, a no ser que tengas activada la autentificación en dos factores (2FA) el pirata informático podrá acceder a ella y no te vas a enterar.

También podrá cambiar la contraseña y perderás el control sobre tu cuenta.

Si te has cansado del exhibicionismo desmesurado de Facebook, de los trols y bots que vapulean a los usuarios en foros y sistemas de comentarios, o de las fotos manipuladas en Instagram, no basta con salir por piernas.

En esta página web, facilitan los enlaces para eliminar, de forma manual, tus cuentas de las principales redes sociales.

Cuentas de correo electrónico

Para registrarnos el algún servicio en línea de manera puntual (para poder publicar comentarios, descargar software, acogernos a una oferta que no podemos rechazar, etc.) es aconsejable crear una cuenta de correo electrónico secundaria para evitar saturar nuestra cuenta principal, con notificaciones y publicidad.

Dicho de otra manera: En esta cuenta no recibiremos mensajes de gente real.

Hace más o menos un año, 772 millones de direcciones de correo electrónico y 21 millones de contraseñas fueron expuestas en un foro de piratas informáticos, en una de las filtraciones más grandes de la historia, y subidas (87 GB) al servicio de almacenamiento en la nube Mega.

La solución a esto, pasa por cambiar inmediatamente la contraseña y activar la autentificación (como mínimo) en dos factores.

Pero si tenemos la cuenta desatendida porque ya no la utilizamos, posiblemente no tomemos medidas, caiga en manos de algún indeseable que cambiará la contraseña y el correo electrónico de recuperación y no podremos acceder a ella, ni por supuesto eliminarla.

La cuenta continuará estando a nuestro nombre y otra persona podría estar usando nuestra identidad y hacerse pasar por nosotros.

Para evitar este tipo de marrones, es aconsejable eliminar lo antes posible las cuentas que ya no utilizamos.

Si necesitas registrarte de forma puntual en algún servicio, puedes intentar hacerlo mediante una dirección de correo electrónico desechable.

Cuentas de tiendas online

Muchas tiendas en línea tienden a vincular una tarjeta bancaria o un monedero digital a tu cuenta, con el fin de facilitar el proceso de compra.

Algunas incluso tienen la mala práctica, de hacerlo de forma automática cuando les facilitas por primera vez el número de tu tarjeta.

Además, es probable que en tu perfil aparezca la dirección de tu casa para poder entregarte las mercancías, junto con otros datos personales.

Sin embargo, puede que un día encuentres una opción más bonita y barata y dejes de usar este servicio durante meses o incluso años.

Si la cuenta se ve comprometida (muchas tiendas online guardan los datos de sus usuarios en texto plano sin cifrar) los ciberdelincuentes tendrán acceso a tu información personal.

Con un poco de suerte, cuando intenten comprar algo, recibirás un SMS con un código de validación que tendrás que teclear para autorizar la compra, u otro sistema de autenticación por parte del banco, y saltarán las alarmas.

Pero no es muy agradable, que tus datos personales estén pululando por bases de datos a disposición de quien quiera descargarlas.

Si ya no utilizas el servicio, elimina la cuenta y todos los datos asociados a ella. Evitar un problema es mucho más fácil que afrontar sus consecuencias.

Temas:

Avisos de seguridad

Support freedom

Otros artículos

Cómo desintoxicarse de las redes sociales sin perder el contacto con el mundo
Conceptos básicos de un ataque de sniffing
Troyanos para Android que te suscriben a aplicaciones de pago
Los peligros del culto a las criptomonedas
Cambiar las contraseñas regularmente no garantiza la seguridad
© 2019 - 2023 Infosegur.net - CC-BY 4.0
Buscar