Blog

¿Es fácil piratear la cámara de un dispositivo móvil o de un ordenador?

¿Es fácil piratear la cámara de un dispositivo móvil o de un ordenador?

No es la primera vez que una persona recibe un mensaje en el que se le informa de que ha sido filmada mediante la cámara de su ordenador o teléfono móvil mientras veía pornografía. En el mismo mensaje amenazan con difundir las imágenes obtenidas entre sus contactos, a no ser que pague cierta cantidad de dinero.

Pero como escribimos en un artículo anterior, en la mayoría de los casos es mentira, una estafa pura y dura.

Sin embargo, no es imposible y si no tomamos las precauciones necesarias, estas cosas pueden sucedernos el día menos pensado.

¿Cómo lo hacen?

Para obtener acceso a nuestra cámara web, los ciberdelincuentes no lo tienen tan fácil como parece: primero deben conseguir pasar de contrabando el malware necesario a nuestro ordenador personal o teléfono móvil.

Y después confiar en que un usuario desprevenido lo instale en su PC o teléfono inteligente.

Por lo tanto, no hay que hacer caso de las páginas web que afirman cosas como «hackear la cámara de un teléfono móvil  o un PC de forma remota es muy fácil y te explicamos cómo hacerlo»

Normalmente, son los mismos que dicen poder manipular un satélite norcoreano con dos clics de ratón.

En el caso de las webcams, un fallo en la configuración de algunos modelos podría llevar a que un usuario fuese víctima de espionaje remoto, pero es algo bastante improbable, a no ser que la cámara se encuentre dentro de la misma red del perpetrador.

Pero la realidad es que a no ser que dejemos el teléfono desatendido y desbloqueado, instalar software espía en un dispositivo móvil requiere de la colaboración necesaria del dueño del aparato.

Las apps mágicas que prometen piratear la cámara del móvil sin ni siquiera tocarlo, son una estafa.

Dicho de otra forma: para piratear la cámara de un móvil, hay que acceder al terminal de la persona que queremos espiar.

De lo contrario, tendremos que recurrir a aplicaciones más  caras y sofisticadas que se instalan en teléfonos móviles aprovechando alguna vulnerabilidad del sistema operativo, o a través de una simple videollamada, que ni siquiera necesita ser contestada por la víctima.

Pero esto último no se encuentra en la tienda de Google y, además, es inasequible para la mayoría de nosotros.

El único modo de instalar el software espía de manera «remota» es a través de un SMS de iMessage, WhatsApp, Telegram, LINE u otras aplicaciones similares, invitando a la víctima a hacer clic en un enlace, que al ser pulsado instalará la aplicación que contiene la carga útil de malware.

Como podéis ver, todos los métodos de pirateo, excepto los ataques mediante exploits de día cero, requieren que el usuario lleve a cabo una acción.

Por lo tanto, evitar que nos espíen a través de la cámara de nuestro móvil es tan fácil como tener el software actualizado, no pederlo nunca de vista, llevarlo a reparar a un sitio de confianza, y no hacer clic en todos los enlaces que nos pongan por delante.

Cámaras web de ordenadores

Para piratear la cámara web de un ordenador, hay que conseguir infectarlo con un troyano de acceso remoto (RAT) oculto en alguna aplicación descargada de Internet.

 Troyano de acceso remoto (RAT)

También puede venir de regalo en un archivo adjunto a un correo electrónico.

Las falsas sesiones de soporte técnico, llevadas a cabo de forma remota, son otro método usado para la piratería de cámaras web.

  • Ten precaución con los archivos adjuntos a los correos electrónicos, aunque parezcan proceder de fuentes de confianza.
  • Cubre la webcam con esparadrapo o desactívala si no la utilizas.
  • No hagas clic en vínculos sospechosos ni chatees con desconocidos.

Por último, es importante no fiarse de la luz que indica que la cámara tiene actividad, ya que es posible hacer funcionar una webcam de manera remota sin activar la luz de notificación de encendido.

1000 Caracteres restantes


Qué es un rootkit y cómo intentar eliminarlo
borrar o vaciar la caché de DNS en Windows
Proveedores de la Dark Web: quiénes son y a quién sirven
© 2019 - 2022 Infosegur.net - CC-BY 4.0