Herramientas de Accesibilidad

Blog

Diferencias entre los protocolos IPv4 e IPv6

Diferencias entre los protocolos IPv4 e IPv6

Básicamente, un Protocolo de Internet, o IP, es el conjunto de reglas que hacen posible que nuestros ordenadores interactúen con otros dispositivos a través de Internet. Cada vez que abrimos un sitio web mediante cualquier navegador, este envía un paquete de datos con nuestra dirección IP a un servidor web, para que pueda responder a nuestra solicitud.

La dirección IP es un requisito imprescindible para poder identificar una máquina en concreto, dentro de una red por la cual pululan millones de ordenadores realizando peticiones de datos.

Para facilitar el intercambio de información entre dispositivos, se utiliza el método cliente-servidor.

  • El cliente es el dispositivo del usuario.
  • Los servidores son conjuntos de ordenadores que almacenan páginas web y aplicaciones.

Cuando solicitamos acceso a una página web, una copia de esta, se descarga desde el servidor a nuestro equipo y se muestra en el navegador web.

Sin los protocolos de internet, sería prácticamente imposible establecer vínculos entre ordenadores, recursos en línea y sistemas.

Las direcciones IP no son arbitrarias.

Son designadas por la Internet Assigned Numbers Authority (IANA).

Una división de la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN).

Una asociación sin ánimo de lucro creada en 1998 para ayudar a mantener la seguridad de la web y permitir que todos puedan utilizarla.

Cada vez que alguien adquiere un dominio de Internet, tiene que pasar por un registrador que paga una pequeña tarifa a la ICANN.

Como se designan las direcciones IP

En el caso de los usuarios domésticos, los proveedores de servicios de internet (Movistar, Orange, etc.) compran una gran cantidad de direcciones IP y las asignan automáticamente a sus clientes.

Para ahorrarse dinero, dotan a sus usuarios de IP dinámicas que son bastante más fáciles de configurar y administrar que las direcciones IP estáticas.

Por ejemplo, a un ordenador de sobremesa que se conecta a la red, se le asigna una dirección IP, y cuando se desconecta, esa dirección queda libre para ser utilizada por otro dispositivo.

Pero esto también tiene sus beneficios de seguridad: una IP que va cambiando hace que sea más difícil para los villanos piratear una interfaz de red.

Sí, por algún motivo (por ejemplo, tener control exclusivo de nuestra IP para evitar bloqueos, o entrar en listas negras) necesitamos una dirección IP estática, deberemos pagar un suplemento de entre 15  y 40 euros al mes.

Protocolo IPv4

IPv4 se lanzó en 1983 y hoy en día continúa siendo el protocolo más utilizado para identificar dispositivos dentro de una red.

Utiliza una dirección de 32 bits, y cuenta con alrededor de 4300 millones de direcciones IP.

Pero con el aumento bastante significativo de todo tipo de aparatos conectados a la red, especialmente teléfonos móviles y dispositivos IoT, ha quedado en evidencia que IPv4 no bastara para suministrar direcciones IP a toda la población mundial.

Ejemplo de una dirección IPv4: 175.184.57.62.

Protocolo IPv6

IPv6 es el sucesor de IPv4, y si bien hace bastantes años que funciona de forma experimental, hubo que esperar hasta 2017 para que se convirtiera en un protocolo estándar de Internet.

IPv6 utiliza una dirección de 128 bits, lo que permite hasta 340 sextillones de direcciones IP, más que suficiente para proporcionar todas las direcciones de Protocolo de Internet que hagan falta.

Pero de momento, aún no está implementado por todos los proveedores de internet, grandes organizaciones, servicios en la nube y centros de datos.

Posiblemente, porque la mayoría de sus aplicaciones de software y soluciones de red, todavía no son compatibles con IPv6.

Y realizar la transición de un protocolo a otro, en algunos casos puede resultar dolorosamente caro.

Ejemplo de una dirección IPv6: 2b00:1450:500c:c07::7e

¿Cuáles son las principales diferencias entre IPv4 e IPv6?

IPv6 no solo se desarrolló para crear más direcciones IP, sino también para superar las deficiencias y limitaciones de IPv4.

Por supuesto, hay otras diferencias más técnicas, pero no somos especialista en redes, y nos vamos a quedar con lo que nos ha parecido más relevante.

Básicamente:

  • IPv6 incluye calidad de servicio (QoS) para poder priorizar el tráfico de datos a ciertos clientes.
  • IPv6 viene de serie con una capa de seguridad (IPsec) que permite asegurar las comunicaciones mediante cifrado y autenticación.
  • IPv6 elimina la traducción de direcciones de red (NAT) y facilita la conectividad de extremo a extremo de las aplicaciones a través de la red.
  • IPv6 tiene encabezados de paquetes (información que ayuda a entender cómo manejar un flujo de datos) más grandes que IPv4.

IPv6, también permite de forma predeterminada la transmisión de un paquete a múltiples destinos en una sola operación, mientras que en IPv4 es opcional.

En cuanto a velocidad, no hay una gran diferencia entre ambos protocolos, aunque algunas pruebas sugieren que IPv6 podría ser un poco más rápido en algunas situaciones.

Pero los informes, en este sentido, no son demasiado concluyentes.

Temas: ,

Avisos de seguridad

Support freedom

Otros artículos

Prevenir el odio y el acoso en los juegos en línea
Acosadores sexuales, criptoestafadores y ladrones de identidad en Instagram
filtración de datos
 información personal en los sitios de comercio electrónico en línea
DuckDuckGo ya no es tan privado como pensábamos
© 2019 - 2023 Infosegur.net - CC-BY 4.0
Buscar