fin del soporte por parte de Microsoft para Windows 7

Cómo proteger Windows 7 después del fin del soporte por parte de Microsoft

Si todavía utilizas Windows 7, es posible que hayas escuchado que esta versión del sistema operativo Windows entró en su fase final de vida útil el 14 de enero de 2020.Pero si te gusta Windows 7, o no contemplas la opción de pasarte a Windows 10 puedes seguir ejecutándolo.

Sin embargo, no es muy recomendable, sobre todo en entornos corporativos: es posible que algunas aplicaciones no funcionen correctamente y, sin soporte, el sistema será cada vez  más vulnerable al malware y los ciberataques.

Muchas de las actualizaciones proporcionadas por Microsoft se centran en la seguridad y, sin ellas, el dispositivo estará en riesgo.

Sin duda, Windows 7 es una de las mejores cosas que Microsoft ha parido, pero los piratas informáticos siempre están buscando brechas de seguridad no corregidas para hacer estragos en los sistemas de los usuarios.

Esa es razón suficiente para abandonar Windows 7 y pasarse a un nuevo sistema operativo, que no tiene porque ser necesariamente Windows.

Existen distribuciones de Linux como Ubuntu que son muy fáciles de utilizar y con una curva de aprendizaje mínima.

Además son sistemas operativos gratuitos, libres y de código abierto.

Ten en cuenta que los sistemas operativos basados ​​en Linux no ejecutarán muchas de las aplicaciones que funcionan en Windows.

Tendrás que buscar programas alternativos de código abierto compatibles con Linux, o utilizar programas dedicados como Wine para que las aplicaciones de Windows se ejecuten en Linux.

Si te da apuro tener que lidiar con un sistema operativo basado en Linux puedes particionar el disco duro e instalarlo junto con Windows en lugar de reemplazarlo.

De esta forma podrás arrancar indistintamente un sistema u otro e ir aprendiendo sobre la marcha.

Pero si vas a seguir usando Windows 7, o necesitas esperar algún tiempo antes de hacer un cambio, es importante que protejas tu dispositivo tanto como sea posible.

No uses Internet Explorer

Supongo que lo último que deseas es utilizar un navegador inseguro en un sistema operativo obsoleto.

Sería algo parecido a jugar a la ruleta rusa.

Si todavía utilizas IE, ha llegado la hora de descargar e instalar otro navegador, como Google Chrome o Mozilla Firefox.

Instala un antivirus potente

Microsoft Security Essentials, la herramienta antivirus integrada en Windows 7, seguirá funcionando, pero ya no se actualizará, y por lo tanto no te protegerá de las nuevas cepas de malware que vayan surgiendo.

Lo bueno es que ninguna compañía antivirus todavía no ha anunciado el final del soporte para Windows 7, por lo que tienes una gran variedad de software para elegir.

En otras circunstancias, habríamos recomendado algún software de seguridad gratuito como Bitdefender Antivirus Free, pero en este caso es mejor mantenerse alejado de los programas gratuitos e instalar algo más solvente.

Asegúrate de que el Firewall está activado y usa su función de lista blanca

Verifica el estado del cortafuegos de Windows en Inicio> Panel de control> Seguridad del sistema> Firewall de Windows y asegúrate de que se encuentra activo.

Usar el sistema de lista blanca

La lista blanca permite decidir qué programas ejecutar y cuáles bloquear.

Esto debería asegurar que ningún software se conecta a la red para enviar o recibir datos sin tu permiso explícito.

Para activar esta función ves a Inicio> Panel de control> Seguridad del sistema> Firewall de Windows> Permitir un programa a través del Firewall de Windows.

Aqui obtendrás una lista de los programas instalados y podrás elegir los que deseas permitir en diferentes redes (Pública, Privada o Ambas).

Una vez hecho esto, haz clic en Aceptar para guardar la configuración.

Eliminar software innecesario y/o desconocido

Esto es algo que todo el mundo debería hacer, independientemente de su versión de Windows.

Pero si estás utilizando un sistema operativo desactualizado, y por lo tanto vulnerable, deberás tener mucho más cuidado con lo que corre por tu máquina.

Esto incluye eliminar todo el software innecesario, el que proviene de fuentes alternativas y desconocidas, o el que es especialmente vulnerable como Java, Adobe Flas Player (un verdadero imán para el malware) y las versiones antiguas de Adobe PDF.

Actualiza tu PC al último Service Pack de Windows 7 y mantén activadas las actualizaciones automáticas.

Si bien no habrá más parches nuevos, es importante asegurarte de que tu PC está actualizado al último de ellos.

Para bajar la actualización debemos ir a la web de Microsoft: KB3020369.

Muchos usuarios, por el motivo que sea, han desactivado las actualizaciones automáticas, lo que significa que su PC se ha convertido en un coladero potencial para el malware y los piratas informáticos.

Cuando se ha producido un ataque como el del destructivo e insidioso WannaCry, Microsoft ha lanzado parches incluso para los sistemas operativos obsoletos.

Por lo tanto, aunque no recibirás parches con regularidad, debes mantener las actualizaciones automáticas habilitadas por si se produce otro episodio parecido.

Crea una cuenta limitada para el uso diario

Esta capa de protección no se usa comúnmente, pero es muy útil para paliar en gran medida los efectos de un ataque de malware.

La cuenta de administrador, solo debe usarse de forma puntual para el mantenimiento y otros usos especiales.

Una cuenta limitada no tiene porque tener necesariamente acceso a los archivos críticos del sistema y, por lo tanto, si se ve comprometida los efectos de un ciberataque serán mínimos.

También es posible eliminarla y crear otra nueva.

Por supuesto, no se te ocurra otorgarle excesivos permisos.

Haz una copia de seguridad de los datos

Asegúrate de que tus datos estén respaldados en un medio extraíble o en una ubicación externa, lo que significa tenerlos aislados del sistema operativo.

Esto evitará perder tu información importante en caso de catástrofe o por culpa de un ataque exitoso de ransomware.

Cifra tus datos sensibles

Los datos personales siempre hay que tenerlos a buen recaudo especialmente si estás utilizando un sistema operativo que no va a recibir actualizaciones de segiridad ni soporte.

Por lo tanto, es importante minimizar la posibilidad de que un villano pueda hacerse con datos sensibles, como las credenciales de inicio de sesión de los diversos servicios en línea o los documentos almacenados en el PC que contienen información confidencial.

Para ello, puedes utilizar alguna de estas herramientas gratuitas.

En cualquier caso, no hay forma de proteger con garantías un sistema operativo sin soporte por parte de su desarrollador, y lo más sensato, es instalar Windows 10, pasarse a Linux o desconectar el ordenador de internet (hoy en día, algo poco viable) en lugar de continuar apuntalando una plataforma obsoleta.

¿Qué piensas?

¡Envianos tus comentarios!

Avisos de seguridad

Publicidad de afiliados

Panda DOME Essential PANDA DOME ESSENTIAL 2020

Bull Guard