Blog

Cómo obtener direcciones de Gmail ilimitadas y aumentar la seguridad

Cómo obtener direcciones de Gmail ilimitadas y aumentar la seguridad

Si usas Gmail, hay un truco simple y que menudo pasamos por alto que puede brindarte direcciones de Gmail ilimitadas sin la molestia de tener que abrir varias cuentas. Los alias de correo electrónico pueden hacer que sea mucho más fácil mantener tu bandeja de entrada organizada y también ayudan a protegerte contra el spam y los ataques de phishing.

Cómo crear alias de Gmail usando el signo +

Cuando te registras por primera vez en una cuenta de Gmail, eliges un nombre de usuario.

Este nombre de usuario se convierte en la primera parte de tu dirección de correo electrónico (usuario @gmail.com).

A  la hora de enviar un correo electrónico, puedes agregar un signo más (+) y cualquier combinación de caracteres o cifras después de tu nombre de usuario, pero siempre antes del signo @ (por ejemplo usuario+yxz @gmail.com).

  • Dirección de correo electrónico habitual: usuario gmail.com
  • Dirección de correo con anexo: usuario+yxz @gmail.com

Cuando alguien te envíe un correo electrónico, podrás ver que ha usado tu alias (por ejemplo, el mensaje aparecerá como dirigido a usuario+yzx @gmail.com), pero seguirá llegando a tu bandeja de entrada principal.

En este caso, usuario @gmail.com.

Funciona porque los servidores de Google no leen el signo más y todo lo que viene después.

Esta característica también funciona con las cuentas de Google Workspace.

Hay otra forma de crear alias de Gmail empleando puntos.

Puedes agregar tantos puntos como desees entre los caracteres antes del signo @ y Gmail también los enviará a tu bandeja de entrada principal.

El truco de los puntos solo funciona para las direcciones de correo electrónico que terminan en @gmail.com.

No funciona en las cuentas de Google Workspace.

Formas de utilizar alias de correo electrónico

Puedes utilizar los alias de correo electrónico para los propósitos que se te ocurran.

Te ponemos algunos ejemplos.

Promociones

Muchos vendedores en línea ofrecen promociones para nuevos clientes (por ejemplo, 60 días gratis si descargas por primera vez un antivirus).

Las empresas generalmente tienen filtros para evitar que la gente se suscriba a la misma oferta dos veces.

Sin embargo, si usas un alias de Gmail + (junto con un nuevo nombre de usuario), es posible que puedas sortear estos filtros.

Saber si alguien vende o facilita tus datos

¿Quién es esta gente que te envía tantos correos electrónicos y cómo han conseguido tu dirección?

Un alias de Gmail puede darte respuestas.

Supongamos que acabas de registrarte en un sitio web para interactuar en su foro.

Pero no tienes demasiado claro lo que hacen con los datos de sus usuarios.

Puede suscribirte a este sitio empleando un alias dedicado (por ejemplo, usuario+registro 01 @gmail.com).

Si todo está en orden, los únicos correos electrónicos que recibirás en esa dirección serán los de la página web en la que te registraste.

Si hay remitentes desconocidos que se comunican contigo a través de esa dirección, significa que seguramente esta página web ha proporcionado tus datos sin tu permiso.

Limita el impacto de una violación de datos

Digamos que a una de las empresas en las que estás registrado ha sufrido una fuga de datos o le han pirateado la información de sus clientes.

Esto significa que tu dirección de correo electrónico y contraseña podría estar en una base de datos disponible para su compra en la dark web.

Por lo general, los delincuentes usarán esas credenciales para intentar iniciar sesión en todos los sitios en los que puedas estar registrado con la misma dirección de correo, mediante software que automatiza el proceso.

Obviamente, la mejor manera de evitar el acceso ilegal a tus cuentas es utilizar contraseñas únicas y autenticación multifactor siempre que puedas.

Sin embargo, si usas un alias diferente para diferentes sitios (por ejemplo, usuario+dinero @gmail.com para  la banca en línea y usuario+social @gmail.com para redes sociales), hace que sea un poco más difícil para los delincuentes perpetrar un ataque de este tipo.

Spam

A veces te ves obligado a dar tu dirección de correo electrónico para registrarte a algunos sitios web, como por ejemplo un periódico en línea.

Y seguramente tienes muy claro que te van a bombardear con correos electrónicos de sus afiliados, para ofrecerte promociones y otras vainas por el estilo.

En este caso, puedes crear una dirección de correo como por ejemplo «usuario+spam @gmail.com»  y una regla que la coloque automáticamente en la carpeta de correo no deseado para que tu bandeja principal no se llene de basura.

Organiza tu bandeja de entrada

Para que este truco de Gmail sea efectivo, debes generar una regla y/o filtro especial para cada nueva dirección de correo electrónico.

Para hacer esto, ves a la configuración de Gmail y busca la pestaña «Filtros y direcciones bloqueadas».

Organiza tu bandeja de entrada

Haz clic en «Crear un nuevo filtro» y luego escribe la dirección de correo electrónico en el campo «Para».

Una vez que hagas clic en «Crear filtro» se te dará la opción de aplicar una serie de reglas a cualquier nuevo correo electrónico.

Usando sufijos (por ejemplo,+ redes +trabajo, +registro, +vacaciones) puedes aplicar filtros en Gmail.

Por ejemplo, puedes configurar tu bandeja de entrada para que todos los mensajes dirigidos a usuario+trabajo @gmail.com se etiqueten como «trabajo» y se envíen a una carpeta específica.

Cuando hayas decidido lo qué quieres hacer, pulsa en el botón «Crear filtro» y habrás creado el primero.

Es una buena manera de mantenerte organizado cuando tienes muchas cosas distintas en la misma bandeja de entrada.

Temas: ,

1000 Caracteres restantes


Malware
Microsoft bloqueará de forma predeterminada las macros de Office obtenidas de Internet
Cambiar las contraseñas regularmente no garantiza la seguridad
© 2019 - 2022 Infosegur.net - CC-BY 4.0